Introducción a los procedimientos endovenosos

En el pasado, el tratamiento de las venas varicosas se realizó a través de un procedimiento de extracción de venas altamente invasivo y complejo (eliminación completa de la vena). Este procedimiento quirúrgico requirió anestesia general y dos semanas, si no meses de tiempo de recuperación.

Comprensiblemente, la mayoría de la gente evita el tratamiento de su vena varicosa con esta técnica más antigua. Se han introducido nuevos procedimientos menos invasivos y se han hecho innecesarios algunos procedimientos quirúrgicos.

Nuestro equipo de doctores está altamente capacitado y con experiencia en el procedimiento de ablación en laser y radiofrecuencia endovenosa.

Cada procedimiento está diseñado específicamente por nuestros doctores para tratar su enfermedad venosa de manera eficiente y eficaz.

NUEVO TRATAMIENTO ALTERNATIVO VENUS/ COMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO

La ablación intravenosa de radiofrecuencia y la ablación laser endovenosa son tratamientos que se proponen como alternativas menos invasivas a la ligadura de venas tradicional y a la extracción de varices sintomáticas de la vena safena grande y pequeña. Estos procedimientos se realizan mediante anestesia tumescente percutánea. Por ejemplo, cuando tratamos la gran vena safena, se inserta un catéter (generalmente cercas de la rodilla) a través de una pequeña incisión en el extremo distal de la vena hasta la parte más alta de la vena dañada. El electrodo o la fibra laser se retiran lentamente, ocluyendo la vena cuando se aplica la energía. Los procedimientos se denominan también ablación endoluminal o endovasular. Una vez que la vena varicosa se cierra, el flujo sanguíneo será redrigido naturalmente a través y al sistema venoso profundo.

BENEFICIOS DE EVLT Y EVRFA

  • Tratamiento breve
  • Menos invasivo
  • Eficaz
  • No necesita hospitalización
  • Retorno inmediato a actividades normales

EXPECTATIVAS POST-PROCEDIMIENTO

Después del tratamiento, los pacientes podrán regresar a casa y asumir actividades normales o trabajar al día siguiente. Debe evitarse el ejercicio y la actividad vigorosos durante tres semanas, pero se recomienda mucho caminar. No se necesita suturar después de este procedimiento. La pequeña incisión es capaz de curar sola con cicatrices mínimas.

Los resultados clínicos de los procedimientos se han publicado mostrando éxito global del 95.2% (EVRFA) y 94.2% (EVLA) al año después del procedimiento. Para resultados a largo y eficaces, animamos a nuestros pacientes a participar en un estilo de vida saludable activo y visitas médicas de seguimiento.

MENU